6.17.2009

TARDES EN EL REX: Superchica (1984)


Fantasías de nerd con Helen...

Cuando estrenaron la película, caía de cajón que iba a ser una bosta. No había salvación ni profeta que salvara esta película del desastre. Ya las últimas dos entregas de Superman con Christopher Reeve habían sido una reverenda porquería. Ergo, esta primera versión cinematográfica de Superchica iba a ser un bodrio de aquellos.

Faye Dunaway en su peor papel, el de Selena, una mujer medio bruja, mala-mala sin motivo aparente, que casi por casualidad encuentra en Omegaedrón, un aparato de inimaginable poder que mantiene con vida energía la ciudad de origen de Kara Zor-El (Helen Slater) que bajo la tutela de Zaltar (Peter O'Toole, otro que aquí cayó muy bajo) algo conoce y maneja el aparato antes que luego de una pequeña catástrofe, éste se vaya a vagar por el espacio y caer en poder de Selena. Kara deberá llegar a la Tierra y recuperar el Omegaedrón para salvar a su planeta.

Claro, entre medio también está el asunto de la doble personalidad, la aparición sin motivo justificable de Jimmy Olsen (Marc McClure), el fotógrafo de Clark Kent, el encuentro con una tal Lucy Lane (papel que una lolita Demi Moore rechazó) y una trama naif y burda que también lleva a manos de Kara (también conocida por su alter ego terrícola de Linda Lee) a un joven encachado pero bobalicón que también terminará siendo objeto del deseo de Selena.

En suma, una porquería de película "dirigida" por Jeannot Szwarc, que pretendió aprovecharse de la franquicia de Superman y que por suerte, resultó ser un fracaso. Dudo mucho haber soportado secuelas de esta joyita que costó 35 millones de dólares que se fue a pique en la taquilla.

Quizás lo único rescatable... No, quizás no. LO UNICO RESCATABLE es el disfraz de Helen Slater. Ella se ve más encachada en El Secreto de mi Éxito (1989), pero el pelo rucio largo y esponjoso, el traje azul ceñido y la "minifarda" sugerente eran razones más que suficientes para quedarse mirando la pantalla grande y olvidar un guión tan malo y las situaciones ridículas de la peli. Uno se quedaba pegado con la carita de niña buena y los ojazos verdes de la Slater, esperando que un milagro ocurriera y tanto movimiento brusco y vuelo rasante dejara algo más al descubierto que las piernas de esta chica que además es cantautora y que aparece de vez en cuando en TV, como invitada en varias series.

En fin... Otra de mis tantas fantasías de nerd, esta vez con una rubia de verdad que usaba minifalda y que tenía superpoderes... Mejor ni contarles qué cosas imaginaba mi pervertida mente al pensar en todo lo que se podría hacer mientras "volábamos" o qué fuerza debería tener esa chica en la intimidad... Para eso estaba el Cine Rex para cobijar todas esas fantasías infantiles y púberes, sin importar la calidad de la película en cuestión que, en este caso, es más que aborrecible y desechable... A excepción de su bonachona pero sugerente protagonista... Rica ella...

LA PELICULA
Superchica
(Supergirl)
1984
105 minutos
Dirigió Jeannot Szwarc
Produjeron Ilya Salkind y Timothy Burrell
Escribió David Odell
Fotografía de Alan Hume
Editó Malcolm Cooke
Música de Jerry Goldsmith
Actuaron Helen Slater, Faye Dunaway, Brenda Vaccaro, Peter O'Toole, Mia Farrow, Maureen Teefy, Marc McClure, Hart Bochner y un montón de actores sin gusto a nada...